Tratamientos de termitas

Plaga de termitas
[Total:1    Promedio:5/5]

Tratamiento de termitas

El tratamiento y control de termitas ha evolucionado significativamente en los últimos años. Al llamar a PLAGASOL usted deposita su confianza en una empresa certificada, con una amplia experiencia en tratamientos de termitas, que garantiza y esfuerza por satisfacer a sus clientes y garantizar un buen trabajo. Bastará con una de nuestras inspecciones para ayudarle a determinar si su casa tiene o no termitas y cual es el tratamiento más eficaz para poder controlarlas.

Las Termitas pueden estar devorando tu casa

Las termitas son insectos sociales de aspecto blanquecino y que viven en el suelo y comen madera. Cuando las vemos, por lo general, al romper un marco de una puerta ya dañado, al romper un tubo de barro de la pared o techo, o al levantar una caja de cartón del suelo, su aspecto es como si granos de arroz salieran corriendo. Solamente en primavera, el aspecto de algunas de ellas es como si fueran alúas u hormigas negras con alas, cuando en realidad se trata de termitas aladas

Las Termitas producen graves daños

El alcance de los daños provocados por las termitas van asociados a la cantidad de elementos celulósicos de fácil acceso para las ellas (desde el suelo utilizan el interior de espacios técnicos o interior de muros y paredes). Si una propiedad dispone de elementos estructurales de madera, la presencia de termitas subterráneas puede culminar con el desplome de la propiedad, por lo que se ha de considerar como grave este tipo de situaciones y por lo tanto, urgente la intervención por parte de una empresa especializada en los tratamientos para eliminar termitas.

Tratamientos para Eliminar las Termitas

Tratamientos caseros para eliminar termitas

Por lo general, los remedios caseros que se aplican para tratar de combatir las termitas son totalmente ineficaces y producen una dispersión de la plaga, ya que lo único que consiguen es molestar a las termitas, que cambian el lugar de alimentación de forma temporal.

Los tratamientos contra termitas que empleamos en PLAGASOL son:

  • Sistema de cebos: El sistema de cebos y monitorización de PLAGASOL costa de discretas estaciones portacebos. Un técnico de PLAGASOL hará un seguimiento periódico de estas estaciones en busca de actividad de termitas. Este tratamiento tiene dos fases, una inicial de eliminación de la colonia, que puede durar alrededor de un año y otra de seguimiento y monitorización para asegurar que no se ha producido una reinfestación y que se prolonga durante 4 años más como mínimo.

  • Tratamiento convencional: Se trata de la inyección de productos biocidas, bien directamente sobre los elementos de madera bien sobre el suelo creando una barrera protectora que cubra toda la superficie del edificio.

El uso de métodos de control casero como el rociado de gasolina, de insecticidas domésticos, de alcohol o de otras substancias que potencialmente puedan llegar a dañar a los insectos, no son efectivos, ya que atacan a la plaga de forma muy superficial generando un efecto de dispersión en lugar de una eliminación del problema.

En el caso del tratamiento de barrera química, el insecticida se inyecta en el suelo, paredes o elementos de madera que se encuentren alrededor de la vivienda o edificio afectado por termitas.  De este modo, se trata de que éste alcance a los individuos y los elimine, además de evitar que éstos puedan introducirse en la vivienda y alimentarse de la madera que hay en su interior.

El insecticida se inyecta alrededor del edificio infectado formando un perímetro que funciona como una barrera química, de ahí el nombre del tratamiento, protegiendo el edificio tratado durante un tiempo limitado del ataque de las termitas que hayan quedado al otro lado de la barrera. Este tipo de tratamiento puede ser algo efectivo en el caso de termitas de la madera seca, cuyo nido se encuentra dentro de la madera de la que se alimentan y son colonias más pequeñas, pero es mucho más complicado e ineficaz en el caso de termitas subterráneas.

En este caso, para que el tratamiento sea eficaz es necesario que el insecticida se aplique de forma homogénea, y esto es prácticamente imposible, ya que depende de las características físicas del material donde se introduzca (porosidad, permeabilidad, etc.). Además, el principal riesgo de este tipo de tratamiento es que la barrera química divida al termitero en varias partes. Esto podría forzar la aparición de neoténicos en la colonia que se haya quedado dentro de la barrera con lo que crearían una nueva subcolonia, además de dispersar los individuos que se hayan quedado tras la barrera.

Para ver más videos visita nuestro canal de youtube